Captura de pantalla 2014-12-07 a las 18.20.38

Entiendo el diálogo como una danza de puntos de vista inacabados que necesitan encontrarse con otros, igualmente inacabados, para cuajarse o desvanecerse o permanecer o transformarse … , para fluir de creación en creación.

No es frecuente ya dialogar. Por eso cuando mis amigos de Quiero Salvar el Mundo Haciendo Marketing me invitaron a participar en Diálogos en La Granja, me supo a gloria, por varias razones.

Porque el tema de la conversación era y es apasionante: “Crecimiento ¿se puede crecer sin crecer?”

Porque la invitación proviene de personas como José Illana y Sandra Pina a quienes respeto y admiro por su trayectoria y espíritu “maverick”, amén de la amistad que nos une.

Porque en la lista de invitados vi PLURALIDAD, y eso ya me dijo de antemano que de ahí podría salir un buen guiso, como así fue.

Y finalmente porque considero muy atractivo el hecho de darnos un par de días para debatir, intercambiar, crear nuevas conexiones y, claro está, cambiar el mundo.

El encuentro fue en mayo de 2014 y desde entonces ya han aparecido en mi vida nuevas pasiones que son fruto del encuentro con algunas de las apasionantes personas que conocí esos dos días:

El proyecto Qué quieres hacer con tu vida con el que vamos a levantar la voz: ¡qué es eso de llamar a nuestros jóvenes la “generación perdida” !

Y la aventura Compartir Mola, un documental-movimiento donde ponemos en valor la grandeza del intercambio entre pares (P2P) que está impulsando la llamada economía colaborativa.

Os dejo con las conclusiones de Diálogos en La Granja 2014 y este video donde podéis conocer a este grupo de dialogantes. Para mi ha sido una de las experiencias más relevantes en mi vida por este año 2014.

GRACIAS a todos mis compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.