¿Qué ocurre cuando se juntan las ganas de aprender, las ganas de encontrarse y el placer de compartir en torno al crowdpower?

¡Que te das un festín!

Os traigo aquí una crónica libre de lo acontecido en Enae Business School los días 2 y 3 de marzo de 2012, con la ilusión de que el camino que recorrimos en diez horas de aprendizaje participativo pueda servir de inspiración para otras experiencias.

 

Entrantes.
Convocados en torno al crowdpower dimos comienzo invitando a Luis von Ahn y sus maravillosas iniciativas como, por ejemplo, digitalizar millones de libros cuando cumplimentamos “odiosos” formularios con captchas, o traducimos Internet mientras aprendemos idiomas gracias a Duolingo.

Sencillamente geniales iniciativas que dan cauce a la colaboración de millones de personas en torno a un propósito: a eso yo lo llamo the Art of Crowd Engineering Solutions.

 

Primeros platos.
Una cata de crowdfunding en cuatro proyectos de diferentes variedades:

1) El Cosmonauta. Proyecto pionero, fresco, inspirador para toda una generación de creadores. Un largometraje con un presupuesto en torno a un millón de euros, desarrollando una estrategia propia de crowdfunding que, de momento, está ya cerca de los 500.000 euros. Sin duda el Flag Ship Project que atrae gran parte de las miradas hacia este sistema de financiación en España. Su estreno será la puesta de largo del crowdfunding en este país.

2) Infinit Loop, un ejemplo de producto en pre-venta. Se trata de un envoltorio de tela que es reutilizable, lo que evitaría el empleo de toneladas de papel de regalo. En este caso el objetivo de financiación fue mucho más modesto (en torno a 8.000 euros), consiguiendo llegar a la meta en la plataforma de crowdfunding Goteo.

3) Después saltamos a la plataforma estadounidense Kickstarter donde vimos el caso del emprendedor Casey Hopkins con su proyecto denominado The Elevation Dock, un accesorio para iPhone4. También se trata de un producto en pre-venta donde el presupuesto solicitado fue de 75.000 dólares y, en los cuarenta días que duró la ronda de financiación, se alcanzó la friolera de 1,5 millones de dólares. Caso espectacular, y no ha sido el único en lo que va de año 2012.

4) Y al amor de casos como Infinit Loop y The Elevation Dock, nos adentramos en Orsai, el proyecto del escritor Hernán Casciari en forma de revista literaria que circula directamente desde los creadores hasta los lectores, sin intermediarios.

Cuatro casos que nos hablan de nuevos modos de intercambio de productos y servicios de alta calidad mediante canales C2C: Creator to Consumers. Ya apunta en el horizonte lo que se empieza a denominar “Capitalismo Indie”.

Primera Gran Conclusión del fin de semana: si tu negocio es (sólo) intermediar, pon tus barbas a remojar.

 

Plato principal: la visita de Blackbox Innova.
Miriam Egea y Carlos Albadalejo tomaron el testigo de la tarde para desgranar algunas claves y simetrías que, desde su mirada entrenada, van percibiendo en los proyectos de crowdfunding que logran (o no) llegar a la meta.
Estas son algunas ideas que quiero destacar:

1) Contempla tu proyecto de crowdfunding como un viaje, desde el Big Bang de la idea hasta la creación de una experiencia objeto de intercambio con tu comunidad. Todo este journey tiene que ser una vivencia coherente para el usuario: resuena con Service Design Thinking.

2) Sin comunidad todo es más difícil. Antes de lanzarte a por la financiación tienes que tener algún nivel de “jaleo” en la comunidad a quien te diriges. No tengas prisa por salir a la ronda de financiación.

3) Elige cuidadosamente el set de recompensas que ofreces a quienes te apoyarán. Nunca olvides que el crowdfunding lleva en sus genes el componente del intercambio y los apoyos no vienen de “donantes”, sino más bien de “Action-istas” de tu proyecto, los cuales contribuyen a generar lo que les gusta.

4) A la hora de elegir la plataforma donde exponer tu proyecto ten en cuenta la afinidad de tu idea con la comunidad de esa plataforma, y no sólo el volumen potencial de gente que se mueve en torno a ella. En España hay hasta una docena de plataformas de crowdfunding en este momento, si bien son tres las más populares: Verkami, Lánzanos y Goteo. Si haces un recorrido por el tipo de proyectos que hay en cada una de ellas, así como por el estilo de su comunicación, verás que entre las tres hay matices de posicionamiento. Puede que tu proyecto maride muy bien en alguna de ellas y no tanto en las otras.

5) Dota a tu proyecto de la máxima calidad y transparencia. A las personas que te van a apoyar con financiación les gustará saber quién eres, qué motivaciones te llevaron a ese proyecto y, sobre todo, querrán enamorarse de tu idea. Pon en juego la mejor versión de ti mismx.

6) Muévelo a tope sí, pero con coherencia. Utiliza de forma orquestada todos los canales a tu alcance para transmitir que tu proyecto existe y es como es. Todo lo que hagas (videos, posts, twits, eventos …) tiene que respirar coherencia entre sí: aplica branding a toda tu obra.

7) Aunque el proyecto sea de ámbito hispanoparlante, utiliza el idioma inglés en subtítulos y traducciones. El apoyo puede llegarte desde cualquier rincón del planeta.

8) Escalabilidad. Tu proyecto necesita un ritmo y un tiempo para alcanzar su meta, especialmente si aún no gozas de una reputación consolidada en tu comunidad. Pensar tu proyecto en términos de ciclo de vida o etapas puede ayudarte a dosificar las acciones.

9) El éxito en crowdfunding se nutre de tu reputación y también la alimenta. Si ya has culminado con éxito un proyecto, tu reputación te llevará a tenerlo más fácil en el siguiente.

10) El apadrinamiento como apoyo. Si ya cuentas con una reputación consolidada entre los crowdfunders, puede ser de gran valor para otros creadores si decides apadrinar algún proyecto afín a ti que se presente por primera vez.

Y, llegados a este punto, despedimos la jornada del viernes. Cada “mochuelo voló a su olivo” y el sábado a las 9 de la mañana todo dispuesto para una “sobremesa” de lo más animada.

 

Sobremesa: café y tertulia.
Aquí entraron plenamente en juego los participantes en el Master en Marketing de Enae Business School. Tras la ingesta del día anterior llegó el momento de trabajar en grupo sobre la siguiente idea:

¿Cómo puede una marca apoyar iniciativas de crowdfunding fortaleciendo su reputación, sin generar ningún tipo de rechazo?

Para no trabajar en ciego, escogimos cinco marcas: Ferrán Adriá, Starbucks, Facebook, Google y Camper.

He aquí una síntesis de las conclusiones generadas por los participantes en el programa de Enae.

Ferrán Adriá.
El grupo que trabajó con esta marca eligió como campo temático apoyar proyectos vía crowdfunding sobre investigación en micro-organismos para aplicaciones gastronómicas.

Se abriría El Bulli durante un año y los comensales pagarían un plus en el cubierto, destinando los fondos a los proyectos que la marca tiene seleccionados.

Los comensales sabrían de este coste extra en el cubierto antes de hacer sus reservas, así como el destino de los fondos. Por tanto, el cliente es 100% consciente de que la aportación la hace él y no el restaurante.

La recompensa es el propio hecho de poder disfrutar de una cena en El Bulli, abierto exclusivamente por este motivo.

Ferrán Adriá incorporará a sus futuras recetas algunos de los hallazgos producidos por los proyectos de investigación financiados de este modo, de tal modo que siempre que sirva un plato con algunos de estos componentes, destinará una parte del precio cobrado a un fondo que seguirá financiando permanentemente proyectos de investigación gastronómica mediante crowdfunding.

Starbucks.
El grupo que trabajó sobre esta marca eligió como campos temáticos la música y la agro-ecología, apoyando proyectos de crowdfunding que encajan en la doble vida, urbana–rural, de la marca: música y cultura cafetalera unidas por Starbucks.

Con un añadido: además de apoyar proyectos en esas dos áreas temáticas, también incentivarán la aparición de proyectos que hagan transferencia de conocimientos cafetaleros entre los diferentes países del mundo donde Starbucks compra o produce el café.

El público podrá hacer las aportaciones económicas desde una plataforma online y también en el propio punto de venta, donde la marca se encargará de dinamizar la comunicación enfatizando la existencia de este proyecto de apoyo a iniciativas vía crowdfunding.

El compromiso de la marca es seleccionar proyectos acordes a su esencia, promover la notoriedad y facilitar la recaudación. La aportación de fondos será exclusiva del cliente Starbucks.

Google.
Se acuñó el concepto GoogleMatch consistente en que la empresa seleccionaría entre todos los proyectos de crowdfunding que conozca, aquellos que a su juicio encajen con tres valores: excelencia, dinamismo y utilidad social.

A los proyectos seleccionados la empresa les ofrece la posibilidad de exhibir el sello GoogleMatch durante el tiempo que están en ronda de financiación, comprometiéndose a aportar el segundo 50% del presupuesto cuando el proyecto alcance por sí mismo el primer 50%.

Camper.
Este grupo optó por un estilo de presencia en el mundo crowdfunding inspirado en el concepto del “francotirador”. La marca elegiría cada tres o cuatro meses un único proyecto que encajase con la filosofía de Camper y le apoyaría exclusivamente con la estrategia de comunicación.

Camper asumiría el compromiso de ayudar al creador a lograr el máximo nivel de notoriedad para su proyecto, sin tener preferencia por un territorio temático concreto (medio ambiente, cine, música, etc…). La marca permanecería abierta a “sorprenderse” cada vez eligiendo proyectos que encajen con sus valores, pero sin ceñirse a un campo temático.

Facebook.
Los participantes de este grupo definieron el concepto “Facefunding” que consiste en crear una gran plataforma donde todos los proyectos de crowdfunding del mundo puedan ser subidos, con el único fin de incrementar su visibilidad y conectividad a escala planetaria.

Facefunding no aplicaría ningún criterio de selección temática, ni de proyectos, ni de creadores. Ofrecería a todos las mismas posibilidades en su plataforma.

Los usuarios de Facebook podrían activar (o no) su ventana Facefunding donde irán recibiendo mensajes de proyectos afines a los intereses previamente etiquetados por cada usuario.

Segunda Gran Conclusión del fin de semana:
El crowdfunding está aquí, en mi entorno, en cualquier idea, en cualquier proyecto. Es algo cercano y que puedo usar.

Si tienes un proyecto: Just crowd it!

Haciendo caso omiso del bolero, el reloj sí marcó las horas y nos dieron las dos de la tarde. Acabamos, pero eso es sólo una forma de hablar. Siento que algo ha comenzado entre nosotros.

Volvía yo en el tren para Madrid feliz, cargado de energía, charlando con mi amigo y también profesor de Enae, Pedro Martínez de www.legalmusic.es. Tan cargado de energía que un señor me dijo al llegar a Chamartin “Lleva usted hablando cinco horas sin parar, luego dicen de las mujeres … y menos mal que estoy medio sordo

Jejejejejeje… ¡Si usted supiera amigo lo que va a dar que hablar esto del crowdpower!

Gracias Enae, Blackbox Innova y a todos los participantes en el Master en Marketing:

Beltrán García, Noelia.
Buendía Ruiz, Maria De Los Ángeles.
Busse Gaspar, Cristina.
Carbó Ordozgoiti, Elena.
Chiquillán, Rocío.
Choy, Lucrecia.
Cremades Solano, Rafael.
Delgado Vidal, Jaime Ignacio.
Fuentes García, Alejandro.
García Calvo, Francisco Gabriel.
Garcia De Paredes Ruiz, Juan Francisco.
Ibáñez Artieda, Mario Andrés.
Lamrani Martin, Alvaro.
Madrid Nieto, Mª Geronima.
Morales Lucas, María A.
Muñoz Martinez, Maria Dolores.
Robles López, Luis María.
Rodríguez, Diana.
Ruiz Vicente, Daniel.
Santos Saez, Abel.
Silva, Ángela María.
Sosa Sanchez, Gustavo.
Tudela Llorens, Maria Dolores.
Amor Sandoval, Juan Ismael.
Carrillo Capel, Idoia.
Delgado Hernández, Carlos Humberto.
Hernando Vázquez, David.
Pastor Verdú, Juan Carlos.
Picón Ponce, Isabel Mª .
Solano Arrieta, Patssi.
García Luna, Francisco.
Hinojosa Alcaraz, Antonio.
Lucas Martinez, Sergio.
Quijada Pinar, Manuel.

8 Responses to 10 horas aprendiendo de crowdfunding.

  1. Alfonso dice:

    LLevo toda la mañana dando vueltas, navegando, por todos los temas que tocas en el árticulo, no te digo mas.

  2. Diana Carolina Rodriguez dice:

    Luis Miguel gracias por tan buena clase y a los compañeros grs por todos los aportes, realmente me la goce y me paso lo mismo no he parado de hablar del tema, se paso el tiempo volando pero las ideas siguen retumbando. Q pesar q no puedo estar en más clases tuyas pero bueno me llevo un gran tema para mi país (Colombia) espero seguir en contacto. Un saludo especial. D.Carolina R.

  3. Myriam dice:

    Luismi, gracias por este empuje hacia una mayor comprensión de la realidad social!!! Fundamentales descubrimientos… gracias again! My

  4. Gloria dice:

    Me encanta cómo lo vives y,fundamentalmente, cómo lo transmites. Estoy contigo, creía, a pies juntillas, en el crowdfundig, pero oyéndote a ti, muchisimo más.
    Bss

    • Gracias Gloria y bienvenida a este blog.
      Es muy importante para mi saber que personas con tu conocimiento y experiencia en finanzas están atentas al fenómeno del Crowdfunding. Necesitamos muchas glorias que nos ayuden a profesionalizar la financiación de los proyectos creativo-empresariales que están surgiendo, y que surgirán en los próximos años. Mil gracias y un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.