Las empresas tienen mucho más que ganar siendo empresas creadoras de valor 360º, que donando recursos a una RSC cuya finalidad última es gestionar su imagen.

De cómo lograr esto hablamos en nuestro e-book gratuito Inteligencia Ética: la RSC de nueva generación (2ª edición). Un documento de 48 páginas inspirado en reflexiones como esta:

Las empresas hacen cosas que intercambian con personas. Dependiendo de cómo concibas a las personas, así te plantearás las cosas que haces. Si concibes a tus clientes como eso, como “simples” clientes, tu pensamiento se encaminará a crear productos con buenas prestaciones. Pero si añades tres capas de interés y concibes a tus clientes también como ciudadanos, seres humanos y seres vivos, tus creaciones tenderán a incluir beneficios que no sólo son las prestaciones del producto. De forma natural entrarás en el ámbito de las vivencias positivas y las personas no vendrán a ti sólo por tus productos (que son imitables), sino también por cómo eres (eso es único) y cómo les haces sentir (eso es inolvidable). Así de simple … así de rentable.

5 Responses to Inteligencia Ética: RSC de nueva generación.

  1. Antonio Malagón dice:

    Amigo Luismi, me ha dado mucha alegría leer tu reflexión. Aunque la empresa en la que trabajo no ofrece productos visibles, siento que solamente ejerco como maestro (no me gusta que me llamen profesor)cuando añado esas “tres capas de interés” para ayudarme a captar el ser real y grande de cada niño. Entonces es cuando se CREA, -es una creación entre los alumnos y yo- el verdadero por vivenciado “acto pedagógico”: Precioso “producto del instante” que tiene que ver con lo que somos (por dentro)los alumnos y yo, y que, por eso, tiene una fuerza conformadora y edificante del nosotros mismos.
    Gracias, amigo Luismi por enviar a los aires esos regalos que nos hacen reflexionar para recordarnos como mejorar-nos.

    • Querido Antonio la empresa en la que trabajas es una ESCUELA – me gusta más que la palabra colegio -, y el de MAESTRO es el oficio que más admiro. Los maestros cuentan con su caudal de vida para crear ese “acto pedagógico” en el aula-taller: chispazos de intuición que despiertan el conocimiento aún dormido que ya habita en sus alumnos. Magia, si quieres llamarlo así.
      Muchas gracias por tu aportación, es un placer abrirte esta casa.

  2. eticaporfavor dice:

    Estimados amigos/as,

    mis primeras palabras son de felicitación por vuestro proyecto empresarial y la orginalidad de su presentación.

    Os escribo para haceros algunos comentarios en relación a vuestro post sobre la RSC:

    – Una vez más se asocia la RSC (la Comisión Europea ha apostado por el término RSE) a las grandes empresas, en vuestro caso a las empresas del IBEX 35. Estas empresas no representan el tejido empresarial español, que en un 99,85% está formado por pymes.

    – Hablar de RSE debe ser hablar de RSE en las pymes, no en las grandes empresas, multinacionales o cotizadas, que apenas generan el 11% del empleo en España. ¿sabéis cuanto empleo crean las del IBEX?….os sorprenderá….

    – Esta crisis ha demostrado la realidad de la RSE de las grandes empresas. Mucho de estética y poco de ética. Desde la banca (caso sangrante de los Botin “poder constituyente como lo llamaís”, con evasión fiscal de cientos de millones, de banca cívica CAN, condenada por la audiencia nacional por creación de un “cartel” con otra 3 cajas vascas….), pasando por operadoras de telefonía (condenadas por prácticas abusivas, limitación a la competencia…..), o eléctricas, constructoras, etc, etc…..

    – Tratan de “maquillar” sus operaciones con una capa de RSE, trabajan muy bien la publicidad y la comunicación, y donan, patrocinan o realizan mecenazgo, como forma de lavar su imagen, lo que los americanos denominan “green wash”

    – Sinceramente, vuestro ejemplo de “inteligencia ética empresarial”, está alejando de la realidad de lo que significa realmente la RSE.

    1º. Una vez más se asocia actividad con RSE. No por dedicarse a una actividad “amable” se es más socialmente responsable. Por esa regla de tres, dedicarme a fabricar placas solares, a aceite ecológico, o reciclado de residuos, me hace más socialmente responsable que una que se dedica a hacer software, a fabricar coches, o una panadería de barrio……

    2º. Ese ejemplo es simplemente un modelo de negocio, no una actuación de RSE. Vamos a ver…siguiendo con el ejemplo: esa empresa constructora subcontrata su trabajo, que al mismo tiempo es subcontratado, y está última a otra cuyas condiciones laborales y de seguridad no son las “optimas”….por otra parte, materiales y equipos son adquiridos a distribuidoras que los importan desde china, donde son fabricados en condiciones poco claras, no solo sociales (mano de obra) sino medioambientales (residuos generados, vertidos…). Esta empresa no desarrolla ninguna política de igualdad, y no implanta medidas de conciliación….. carece de un código ético, y no se ha preocupado de conocer, priorizar o dialogar con sus grupos de interés, pero eso sí……..fabrica casas bioclimáticas…

    – los compradores de esas viviendas ven una oportunidad y adquieren viviendas para especular con ellas

    – dudo mucho, muchísimo, que Triodos Bank ponga un interés inferior al del mercado, y aún más que la constructora invierta el 5% en temas sociales….(bueno, que poco conocéis márgenes y criterios de inversión de una constructora….)

    – y digo yo, ¿por que invertir el 9% en microcréditos en países desfavorecidos?……porque mola más !!!! ¿No se puede invertir ese dinero en la propia comunidad, o es que no hay colectivos desfavorecidos, en muchos casos, a menos de 100 km a la redonda de donde se va a construir…….?

    RSE es mucho más que todo esto. Primero, dimensión interna, luego….lo demás…

  3. […] las marcas. Desde Inteligencia Ética ayudan a sus clientes a crecer, conectando sus marcas con el ciudadano, el ser humano y el ser vivo que todo consumidor es. Sin su ayuda la película nunca habría […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.