Acampada Puerta del Sol (Madrid). Mayo 2011

La democracia necesita a la política, pero los partidos tienen que experimentar su metamorfosis para sobrevivir en la Era de la Participación. Necesitan tomar baños de inteligencia ciudadana.

Los jóvenes que han convertido las plazas en ágoras nos están enseñando algo muy importante a las generaciones que les hemos precedido. Nos dicen que no están dispuestos a pagar mansamente -como esclavos de alta gama- la factura del festín “finanfiero” que nos hemos pegado durante una década. Y nos lo dicen indignados, sí, pero pacíficamente y apelando a nuestra capacidad de cambiar las cosas, si asumimos nuestra responsabilidad como ciudadanos: su propuesta es un ejercicio de co-creación entre instituciones y ciudadanía. Yo no veo “anti-nada” en estos jóvenes, al contrario les veo creadores de propuestas: “pro-activismo”.

Ya basta de perfumar bares y reuniones familiares de indignación y pesimismo anónimos. Ellos salen a la calle a decirlo públicamente, dando la cara, a comunicarlo a los cuatro vientos, sin complejos, con respeto … asumiendo su responsabilidad ciudadana: este movimiento es poderoso porque es responsable.

Y personalmente, celebro que haya personas con el coraje y la claridad suficientes para poblar las plazas de España de propuestas ciudadanas.

¿Tras las elecciones del 22-M se apagará esto?

A quienes lideran los partidos y las instituciones les animo a que “pongan una plaza en su vida”. Ustedes pueden crear los cauces y permitir que la ciudadanía exprese sus creaciones. Confíen en el fenómeno de la escucha, tomen la distancia necesaria para poder contextualizar lo que les dicen, y a continuación háganse la pregunta ¿Qué puedo yo co-crear en estos tiempos junto a la ciudadanía?

Tómense su tiempo para cuajar su propuesta, pero INSPIREN su legítima creación política en las voces ciudadanas. Somos mucho más inteligentes cuando compartimos nuestros saberes y ustedes, hasta ahora, han escuchado poco a la ciudadanía. Ese es el GRAN derroche de nuestros tiempos: el derroche de la inteligencia ciudadana.

Cambiemos esto. Podemos.

15 Responses to Pongan una plaza en su vida

  1. Gracias Luismi por ofrecer tu visión. Es hermoso atreverse a expresar lo que necesitamos decir, a comunicar lo que realmente somos y,para mí tambien, para mi desarrollo como ser humano, “una plaza” es necesaria en mi corazón, en mi salón familiar, en mi comunidad de vecinos, en las fiestas con mis amigos, en …TODO

    Belén

  2. Angeles dice:

    Gracias por crear tu plaza y compartirla….Enhorabuena¡¡¡

  3. Daniel Pedro dice:

    Felicitaciones Luismi. Y toda mi solidaridad y apoyo para con los jóvenes de Madrid y de toda España. En la tv pública de nuestro país (Argentina) se ha transmitido una importante cantidad de información y de reportajes a jóvenes en las plazas. Fuerza y no aflojéis!

  4. Marcial Fournier dice:

    Luismi, soy un poco escéptico respecto a tu comentario, creo que se queda en el “tópico”. Te transmito mis sensaciones. Creo que todo esto tiene algo de montaje, esta bien que los indignados protesten, pero la protesta es tan “blandita”, en lo que se refiere a los comentarios de los portavoces que te dan que pensar. Por ejemplo cuestionan el sistema pero piden la reforma electoral, muchos afirman que van a ir a votar aunque estan en contra del sistema, de la situación actual hablan del horror del sistema financiero, pero no dicen que el desastre de las Cajas de Ahorros (el 51 % del sistema financiero) ha sido provocado en gran parte por las practicas de los sindicatos, partidos politicos con representación, instituciones, etc…. Que en la burbuja inmobiliaria española, como mínimo tanta responsabilidad tienen los ciudadanos, los ayuntamientos y CCAA, las instituciones( partidos, sindicatos, CEOE..)como los BAncos y Cajas. Que en la mayor parte del mundo, si bien mas empobrecidos, casi todos los paises estan saliendo de la crisis y que son paises muy similares, porque son similares algunas de sus fuerzas politicas, como Grecia, Portugal y España los que están fatal y sin ninguna expectativa de salida a medio plazo.

    Creo que una de las consecuencias de este movimiento, con esa especie de buenismo zapateril, es en el fondo la justificación de lo existente y una de sus consecuencias prácticas será evitar que algunos ciudadanos, cabreados con los partidos que han colaborado en el gobierno, en vez de trasladar su voto a otras opciones se queden en la abstención. Me recuerda a Rubalcaba. Este es un movimiento consentido por “blandito”

    • Hola Marcial, bienvenido. Gracias por tu participación en este foro.
      Comprendo tus sospechas, pero no tengo tan claro como tú que esto sea un movimiento consentido por blandito. Me inclino a pensar que es un movimiento sereno por responsable, que cuenta con la simpatía de una mayoría de ciudadanos porque en todos nosotros resuena el eco del “descoloque” que hemos vivido en los últimos quince años. Estos jóvenes han puesto en voz alta lo que muchos pensamos.
      Hace tiempo que se venía dando una situación de descontento social en España, pero hemos sido mucho más permisivos que franceses o griegos a la hora de salir a las calles. Yo aquí me mojo: creo que nuestra aparente pasividad se ha debido a una ausencia de liderazgo dentro de los partidos políticos y de los movimientos ciudadanos españoles para transformar el descontento, en protesta y esta en propuestas factibles, y todo ello jugando dentro del sistema. Este movimiento no ha sido convocado por organizaciones, se ha organziado en torno a una convocatoria hecha por personas. Esto me pone a cavilar sobre el fenómeno de las nuevas organizaciones donde los sujetos son INTRA-EMPRENDEDORES.

      Por otro lado Marcial, no veo ninguna dificultad en que, por ejemplo, un ayuntamiento cree los cauces para la participación real de la vecindad en la vida de la comunidad. Ojo, no digo que la vecindad decida todo; digo que la vecindad co-genere las propuestas junto al poder que sale de las urnas, y se comprometa a su ejecución. No es ninguna idea revolucionaria, ahí están los casos contrastados de ciudades como Vitoria (gobernada por partidos conservadores) o Rivas Vaciamadrid gobernada por Izquierda Unida. Y seguro que hay muchas más.

      Lo que sí me pregunto es lo siguiente ¿qué hemos hecho nosotros como sociedad -y no me refiero a los políticos- para permitir que se haya llegado a este punto de descrédito de todo lo institucional? ¿somos capaces de ver alguna responsabilidad en nosotros? Creo que hasta que no hagamos esta lectura, no encontraremos un nuevo rumbo que nos saque de la confusión actual.

      Un abrazo.

      • Marcial Fournier dice:

        Creo que la explicación a lo que señalas en tu último párrafo hay que remontarla al proceso de la transición política, en la que se gesto lo que ahora tenemos.

        Este acuerdo salio victorioso, votado a favor por la inmensa mayoría de los ciudadanos un sistema que de algún modo institucionalizó un sistema politico que llevaba en su seno la constitución de una casta politica, un sistema que no respeta la separación de poderes. ¿Como va a haber una separación de poderes, si un solo poder, el legislativo, es el que nombra al ejecutivo y al legislativo?. En otros países, por ejemplo EEUU (no es que me encante el modelo pero en algunas cosas nos dan sopas con honda), hay elecciones a gobernador, elecciones a Sheriff, elecciones a senador y elecciones a juez.

        Otro tema es la ley electoral y que cada ciudadano valga un voto, al margen de su lugar de residencia, y como esto hay un montón de cuestiones que hace que la democracia en España deje mucho que desear, y deja mucho que desear porque su origen de algún modo deja mucho que desear, y es este sistema político originado en la transición, fruto del pacto entre los que detentaban el poder y los que querían una parte de el, de algún modo origen del sistema actual en que nos encontramos. Este sistema político ha contagiado todo el sistema de valores de los ciudadanos.

        Se suele decir que cada pueblo tiene el régimen o gobernante que se merece, pero también es cierto que a veces un pueblo tiene los valores éticos y morales que su sistema le contagia.

        Tenemos una clase política caracterizada por que todos son trabajadores públicos, los de la derecha se dice que son todos abogados del estado y los de la izquierda Técnicos superiores de la administración o profesores de Universidad, que se han constituido en casta aparte y que protegen los privilegios que se han dado. Existe un desprecio muy importante hacia los valores democráticos, pero no solo entre la casta de los gobernantes, sino que también se los han contagiado a la población.

        Me pasaría horas argumentando, pero tengo dedicarme a otras faenas. Un abrazo

  5. El riesgo que corremos es el desprestigio de la Política. La democracia necesita a la política.

    Cuentan que una de las frases más frecuentes del dictador Francisco Franco era la de “usted haga como yo, no se meta en política”. La política está siendo denostada peligrosamente y en eso sí que veo un interés… ¿Quién se beneficia en una sociedad que le da la espalda a la política?
    Otro abrazo

  6. Susana Muñoz dice:

    Estoy FELIZ desde que el movimiento 15-M se ha puesto en marcha. Me alegra el corazón y alimienta la esperanza…Me reconforta como ciudadana, como trabajadora, como votante, como ser humano y compañera que me siento de todos estos otros seres que han decidido salir a la calle, “tomar” pacíficamente sus plazas para proponer un diálogo necesario. Es un punto de partida maravilloso para dejar de ser sufridores en silencio de decisiones y acontecimientos que, hasta ahora, sentíamos que se nos escapaban de las manos… Comunicar es el primer paso para cambiar, para pasar a la acción a través del diálogo. Ahogar la palabra no conduce a nada, a nada más que a acumular más frustración, más desencanto, más desesperanza. GRACIAS Y ENHORABUENA a todos esos “jóvenes” que, con su impulso, nos han recordado quienes somos y donde estamos. Seguid ejerciendo con responsabilidad el derecho a la palabra y a la escucha. Espero de corazón, que los que están interpelados a escuchar ejerzan con responsabilidad su deber a hacerlo…porque en esto estamos todos!

  7. Irene GarGo dice:

    Ojalá que esa plaza no desaparezca después del domingo!
    Lo único que siento de todo este movimiento es no estar en España ahora mismo para poder compartirlo.
    Ya era hora de que la gente se decidiera a pensar más allá y lo más importante, a tener el valor de salir a la calle y defender en lo que cree. Es triste y desesperante ver cómo la gente te da la espalda cuando estás intentando que luchen por sus intereses (como ha pasado en movilizaciones anteriores).
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.